HOTEL · RESTAURANT · BAR
PRAIA DE MORERÉ
BAHIA · BRAZIL

LA ISLA

Una de las islas paradisíacas más vírgenes de Brasil se encuentra en el archipiélago de Tinharé, en la Costa de Dende, a unos ciento cincuenta kilómetros al sur de Salvador y lejos de caminos transitados. Tome una avioneta desde Salvador hasta el pequeño y encantador aeropuerto en la arboleda de palmeras o descienda por el Río Inferno con una lancha rápida – vale realmente la pena.

Con el Océano Atlántico a un lado y el Estuario del Río Inferno al otro, esta isla exhibe una belleza natural sin igual y acoge una gran variedad de ecosistemas; está protegida como parte del área de Protección Medioambiental de Bahía. Su densa selva tropical, sus playas vírgenes y arrecifes, palmeras, marismas, dunas y manglares la convierten en un mundo de diversidad ecológica. Las piscinas de arrecifes acogen corales, algas, moluscos, erizos de mar, estrellas de mar y peces, y en muchas playas remotas incluso se pueden ver huevos de tortugas marinas. Las áreas boscosas de la isla albergan numerosas especies de pájaros, armadillos, reptiles y zorros. No hay coches en la isla y el transporte se realiza a pie, a caballo, en barco o en tractor.

Ubicada a tan solo 12º sur del ecuador, esta isla tropical tiene un clima cálido y soleado, con cielos azules y luminosos casi todo el año. Junio es el único mes lluvioso. Si llueve en cualquier otro momento durante el resto del año, normalmente lo hace por la noche o muy pronto por la mañana, y, hacia el mediodía, el sol ya brilla de nuevo.

Cuando los jesuitas portugueses desembarcaron en esta isla remota a principios del siglo XVI, estaba habitada por los indios tupinamba. Tanto los indígenas como los colonos aprovecharon las aguas cálidas y transparentes de los arrecifes de la isla para pescar una gran variedad de pescado y marisco como pulpos, ostras, langostas, langostinos, cangrejos y almejas. En los restaurantes de playa del pequeño pueblo pesquero de Moreré todavía se puede disfrutar de pescado y marisco recién capturados, tanto a la parrilla, como fritos, o bien cocinados con deliciosa leche de coco y rico aceite de palma de la isla.

Y el pueblo

Al llegar al muelle de la isla de Boipeba, se puede coger una pequeña lancha rápida o un tractor hacia Moreré.Y el pueblo

El pueblo de Moreré se encuentra en la playa, en una bahía tranquila en la costa este de la isla. En él habitan unos dos cientos amables y felices isleños que se dedican a la pesca o que trabajan en los pequeños hoteles y restaurantes de la playa.

Lejos de las irritantes aglomeraciones, Moreré es el lugar más bonito y salvaje de la isla. También es muy seguro. No hay grandes hoteles ni complejos turísticos aquí. El pequeño número de posadas alojan a los viajeros independientes que llegan buscando algo diferente.

Además de sus propias playas de arrecifes, las dos playas más bellas de la isla, Bainema y Cueira, están a poca distancia a pie. Las piscinas naturales de arrecifes de la isla se encuentran enfrente de Moreré, sólo a veinte minutos en canoa, y el impresionante estuario y la piscina de arrecifes de Castelhanos están a un corto trayecto en lancha rápida.

inner right